miércoles, 21 de junio de 2017

ESTE JUEVES: CAER EN LA TENTACIÓN





Una vez fuimos la tentación


Aplacarán los días en mi mente la locura por tu ausencia    
tantas    veces    anunciada
Se perderán en el pasado los recuerdos pesarosos
y el viento alejará las palabras desatinadas
las promesas sin sentido
Las lluvias borrarán las huellas de los encuentros
Cesarán las noches de insoportables vigilias
y de llantos sin consuelo
Se morirán nuestros sueños convertidos en sueños de olvido
se cerrará el espacio a la esperanza
Sin embargo nunca debilitará el tiempo el recuerdo
de que una vez fuimos la tentación
Nunca olvidarán mis labios el roce de tus labios
ni mi boca podrá olvidar tus besos
no desaparecerá el tacto de tus manos en mi piel
ni las caricias de tus ojos a mi cuerpo
no quebrará mi memoria que me amaron tus miradas
que me poseyeron tus versos
que una vez fuimos una ansiada tentación



21 comentarios:

Ester dijo...

La tentación pone pimienta a las relaciones. Un abrazo

Tracy dijo...

¡Bravo!

María Perlada dijo...

Preciosisimo lo que has escrito sobre la tentación, sentir el fuego en los labios de esos besos quemados o el tacto en la memoria de la piel.

Un placer leerte, Leonor,me encantó tu aportación y felicidafmdes por el tema propuesto.

Besos

Campirela_ dijo...

Bonitos los versos que nos ofreces, como la tentación que en ellos se leen esa caricia de su mirada , es pura seducción.
Un abrazo y feliz verano.

AMBAR dijo...

La tentacion hace nido y con el recuerdo es volver a reviver aquel instante.
Tentación y deseo van juntos de la mano.
Un abrazo.
Ambar

Manolo Ruiz. dijo...

Es imposible resistirse a la tentación, sobre todo si llega acompañada de una ilusión irrefrenable.
Pero qué duro resulta luego el alejamiento, cuando se hace inevitable.
Aunque siempre quedarán los recuerdos maravillosos, que nunca podrán olvidarse.

Juan L. Trujillo dijo...

La tentación y la bella poesía viven arriba.
Besos.

Anónimo dijo...

Renunciar a la tentación, o abandonarla, puede ser algo imposible de soportar.
Acaba con la vida.

Cuando Te Nombro dijo...

La tentación lleva su marca indeleble.
Saludos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Qué bien has logrado retratar las sensaciones de aquellos encuentros -quizás furtivos- nacidos de un amor apasionado desbordante y desbordado!Precioso!
Un abrazo

Fabián Madrid dijo...

Me ha gustado la segunda parte de tu relato. Muy original.
Besos.

Sindel Avefénix dijo...

Esas tentaciones jamás se olvidan! Hermoso poema lleno de sentimientos y sensaciones únicas. Un beso enorme.

miralunas dijo...

bello poema!
no importa qué heridas dejen las tentaciones que tuvieron un destello de felicidad.
eso se siente en tus letras.
un abrazo!

Charo dijo...

Parece que fue inevitable caer en la tentación cuando los sentimientos eran tan intensos. Hay cosas contra las que no se puede luchar y tú lo has expresado maravillosamente bien. Imposible de olvidar.
Gracias por tu trabajo de buscar la foto apropiada para mi relato, me ha gustado mucho.
Un beso

Tracy dijo...

Una manera muy original de tratar la tentaciónque todos hemos sido alguna vez para alguien.

Yessy kan dijo...

Hola, Leonor.
Una arrolladora tentación, y un hermoso poema donde has representado muy bien las sensaciones de ese vendaval de deseos.
!Abrazo!

Montserrat Sala dijo...

Precioao texto, Leonor,como simpre!
Montañas de besos.

Mag dijo...

¿Tentación?
Bellísima realidad.

He disfrutado cada uno de tus versos.
Un auténtico gusto el venir :-)

San dijo...

Una forma muy bella para mostrarnos esa tentación y ese render se a ella,cuando se agarra dentro no se olvida,mejor no puede contarse Leonor.
Un abrazo

Roxana B Rodriguez dijo...

¡Precioso texto! Convertirse en la tentación del otro me parece sublime.

¡Un abrazo!

Anónimo dijo...

La tentación, a veces, puede ser tan intensa, que el tiempo no consigue borrarla.
Simplemente contemplando una mano en una fotografía, se hace notar de forma inevitable.
Incluso la lectura de un nombre inolvidable, puede originar que esas sensaciones reaparezcan. Y de qué manera.